Cómo prepararse ante un posible huracán o tormentas severas

Los huracanes son sistemas de tormentas masivas que se forman sobre las aguas cálidas del océano y se desplazan hacia la tierra. Las amenazas potenciales de los huracanes incluyen vientos fuertes, lluvias intensas, marejadas ciclónicas, inundaciones costeras y tierra adentro, corrientes de resaca, tornados y deslizamientos de tierra.

Aunque no siempre se pueda predecir la fuerza y rumbo que tomará un huracán o la destrucción que causará, sí podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para prepararnos ante su posible llegada.

Estas son algunas de las formas en las que puede prepararse ante la llegada de un huracán o tormentas severas:

  • Siga a las autoridades locales para las últimas actualizaciones y pronósticos, ya que la trayectoria puede cambiar rápidamente.
  • Tenga un plan de desalojo con un par de opciones a donde pueda ir (incluyendo a algún refugio cercano) en caso de que una evacuación sea eminente y tenga que salir de su propiedad con su familia. Decida con antelación la ruta y/o medios alternativos para llegar allí.
  • Designe un área de su casa, como una habitación interior que soporte vientos fuertes, para refugio en caso de emergencia.
  • Prepare su propiedad para posibles daños e instale con anticipación shutters o contraventanas para tormentas. También tenga a mano unas cuantas lonas en caso de que se produzca algún daño en el techo por un árbol caído o una ventana ropa y así evitar que el daño empeore. Revise sus pólizas de seguro.
  • Esté familiarizado con los equipos y herramientas en su casa y solo use generadores de electricidad al aire libre y alejados de las ventanas.  Asegúrese de que el equipo y/o las baterías funcionen correctamente antes de la tormenta.
  • Prepare suministros necesarios para varios días. Tenga presente las necesidades específicas de cada persona, incluidos los medicamentos. No se olvide de las necesidades de las mascotas.
  • Prepare suministros necesarios, comida, agua, baterías y dinero en efectivo para varios días y un kit de artículos de primera necesidad en caso de que tenga que dejar su casa repentinamente. También un botiquín de primeros auxilios con medicinas o medicamentos especiales. No olvide las necesidades de sus mascotas.
  • Mantenga su automóvil en buenas condiciones de funcionamiento y con el tanque de gasolina lleno. Así como linternas de batería o gas y recuerde mantener con suficiente carga su teléfono móvil, tableta o laptop en caso de que se corte la electricidad.
  • No camine, no nade ni maneje en aguas de inundación. ¡Dé la vuelta, no se ahogue! (Turn Around, Don’t Drown®) Solo bastan seis pulgadas de agua en movimiento rápido para derribarle, y un pie de agua para que el torrente arrastre el vehículo.

Lo más importante es conservar la calma, mantenerse a salvo y ejercer prudencia ante la situación(es) que se pueden presentar.

Contacte a su agencia de seguros para saber si tiene la cobertura correcta para este tipo de situaciones o para solicitar asistencia.